La carta de amor

Siempre me han fascinado mucho las maquinas de escribir, a lo mejor el hecho de que lo que escribes no puede ser borrado, sino al máximo tachado. No puedes cancelar lo que has escrito con un botón. Lo que has pensado deja su rastro y para deshacerse de ello hay que arrancar la pagina. Y tirarla. Cada vez que escribes hay una hoja allí, a recibir la tinta imborrable. Hay que perderle el respeto a este blanco, no tener miedo a mancharlo. Igual que con el miedo a vivir, a elegir las palabras y los hechos.

Y cada vez que te arrepientes, tienes  que tener la valentía de sacarla, romperla y tirarla. Pedirle perdón a este papel.

A lo mejor escribiendo con estas maquinas se pensaba un poco mas a lo que se decía y hacía. O a lo mejor no. Quizás. Nunca las he usado.

La carta de amor; Acrylic on canvas; 46×55 cm

You can view my paintings on my Etsy shop

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s